Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Sábado 19 de Setiembre del 2020

carta del obispo de vitoria 200716

escudo elizalde


El obispo, D. Juan Carlos Elizalde, apunta  concreciones para nuestra Diócesis de algunas indicaciones de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española -en sesión celebrada el 6 y 7 de julio-. 

Transcribo algunos de sus párrafos.


1.- VOLVER A LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO DE MANERA PRESENCIAL. Próximamente suspenderé el decreto de la dispensa del precepto de la Eucaristía dominical. Con todas las medidas de seguridad y con todas las excepciones personales posibles, recomiendo vivamente la vuelta a la Eucaristía de los domingos cuidando el aforo y las medidas sanitarias. Toda la prudencia es poca por la realidad dolorosa de los rebrotes en todo el mundo. Y como comunidad cristiana tenemos que ser ejemplares en el cumplimiento de la pautas de salud pública. No podemos relajarnos en nuestras responsabilidades.

2.- En nuestra Diócesis el próximo sábado 25 de julio a las 12:30h en la Catedral María Inmaculada se celebrará la EUCARISTÍA DIOCESANA POR TODAS LAS PERSONAS FALLECIDAS EN LA PANDEMIA, la cual será retransmitida en directo por internet por los canales diocesanos en Facebook y Youtube para que todos puedan seguirla desde sus casas. Con todas las medidas sanitarias en vigor, la Catedral cerrará sus puertas en cuanto se cubra el aforo permitido.

3.- LAS PERSONAS VULNERABLES EN EL CORAZÓN DE LA IGLESIA DE VITORIA. Resalta dos colectivos que encarnan esta vulnerabilidad: los ancianos y el conjunto de migrantes, refugiados y personas que viven bajo el umbral de la pobreza. La Iglesia los arropa, acompaña y sirve en sus comunidades. Creemos que eso es edificar sobre roca.

Migrantes, refugiados y personas bajo el umbral de la pobreza han vivido un confinamiento en condiciones muy duras. Los más frágiles son los más golpeados por la pandemia. La Iglesia reclama un acuerdo de reconstrucción social para que nadie quede descartado. La crisis económica y social en la que ya estamos inmersos requiere la colaboración firme de todos los miembros de la comunidad cristiana, cada uno según sus posibilidades. No es momento de mirar a otro lado.

4.- EL OBISPO DE VITORIA APUESTA POR EL FUTURO. En este punto afirma: Mi experiencia del confinamiento –de fondo, el amor fiel del Señor– me ha movido a entregar a Dios y a los hermanos, a la comunidad diocesana, todo mi afecto y todas mis energías. Pero no como antes de la pandemia exactamente. Siento que han variado algo mis prioridades. Que tienen que concentrarse aunando sinergias de mucha gente que trabaja con ilusión. Me siento movido a trabajar serena y decididamente para el futuro. Hay realidades que nos mantenían perpetuamente ocupados en una pastoral de mantenimiento y que han caído con la pandemia. En cambio otras realidades emergentes se han revelado como opciones de futuro.

¿No es el momento de rejuvenecer nuestras parroquias en sus agentes pastorales y responsabilidades?

y dice "Me encanta la imagen de Eneas saliendo de Troya. Es un símil de la vida"


escultura

La imagen de eneas de Bernini es como una columna, difícil percibir los tres personajes: abuelo sobre los hombros del padre y el hijo abrazado a la pierna.

Acaba con una referencia mariana, en el día del Carmen, fecha del escrito: Maria dugu fededunen artean eredurik egokiena.

PARA LEER TODA LA CARTA PINCHA ABAJO.


Attachments:
Download this file (Carta Obispo 200716.pdf)carta del obispo 200716[carta del obispo]97 Kb