Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Sábado 19 de Setiembre del 2020

comentario A TO18 200802

fano


Jesús está ocupado en curar a aquellas gentes enfermas y desnutridas que le traen de todas partes. Lo hace, según el evangelista, porque su sufrimiento le conmueve. Mientras tanto, sus discípulos ven que se está haciendo muy tarde. Su diálogo con Jesús nos permite penetrar en el significado profundo del episodio llamado erróneamente la "multiplicación de los panes”.

Los discípulos hacen a Jesús un planteamiento realista y razonable "Despide a la gente para que vayan a las aldeas y se compren comida". Ya han recibido de Jesús la atención que necesitaban. Ahora, que cada uno se vuelva a su aldea y se compre algo de comer según sus recursos y posibilidades.

La reacción de Jesús sorprende: “No necesitan marcharse; dadles vosotros de comer”. El hambre es un problema demasiado grave para desentendernos unos de otros y dejar que cada uno lo resuelva en su propio pueblo como pueda. No es el momento de separarse, sino de unirse más que nunca para compartir entre rodos lo que haya, sin excluir a nadie.

Pensemos en interrogantes que ha habido durante la pandemia, en si hay respiradores para todos, en cómo organizar la producción y distribución de la vacuna cuando se halle….  Cuantas veces y cuantos colectivos reaccionan con el “¡nosotros primero!”, con el “no es nuestro problema”, con la “¿sensatez?” (entre comillas) de ser razonables y rentables en la utilización de los medios…. Imagino que Jesús, rodeado de gente sencilla y necesitada tendría la misma actitud: “no necesitan marcharse, no les abandonéis  ahí estáis vosotros”.

Los discípulos le hacen ver que solo hay cinco panes y dos peces. No importa. Lo poco basta cuando se comparte con generosidad. Jesús manda que se sienten todos sobre el prado. De pronto todo cambia. Los que estaban a punto de separarse para saciar su hambre en su propia aldea se sientan juntos en torno a Jesús para compartir lo poco que tienen. Así quiere ver Jesús a la comunidad humana.

¿Qué sucede con los panes y los peces en manos de Jesús? No los "multiplica”. Primero bendice a Dios y le da gracias: aquellos alimentos vienen de Dios; son de todos. Luego los va partiendo y se los va dando a los discípulos. Estos, a su vez, se los van dando a la gente. Los panes y los peces han ido pasando de unos a otros. Así han podido saciar su hambre todos.

En esta pandemia hemos mirado las manos y reconocido lo poco que somos y lo poco que podemos…. en esta pandemia y en esta “anormalidad” o “nueva normalidad” hemos visto nuestras manos y algo podemos hacer por los demás: limpiarlas; algo podemos hacer por los demás, utilizar la mascarilla, algo podemos hacer por los demás, mantener la distancia de seguridad…. Así se pueden salvar, nos podemos salvar todos. Como creyentes, la utilización de estos medios tiene siempre una mirada a los demás, a los más frágiles, a los más necesitados y lo que por ellos podemos hacer.

 

La pagina de celebración de la Unidad Pastoral Santa María de Olárizu para este domingo PINCHA ABAJO


Attachments:
Download this file (200802 TO 18A hoja de participacion.pdf)hoja de participación A TO18 20[hoja de participación 200802]1459 Kb