Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Domingo 07 de Marzo del 2021

comentario B TO 3 210124

fano


¿Qué hacer cuando Herodes Antipas encarcela al Bautista en la fortaleza de Maqueronte? No sabemos con certeza cómo reaccionaron sus discípulos, pero sí conocemos la reacción de Jesús. Ni se quedó en el desierto ni se refugió entre sus próximos en Nazaret. Jesús comenzó a recorrer las aldeas de Galilea predicando un mensaje original y sorprendente.

Marcos lo resume “marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios”. Jesús Anuncia a Dios nuevo y bueno. Ni repite el mensaje del Bautista ni habla del bautismo en el Jordán. Señalo cuatro puntos de este mensaje.

“Se ha cumplido el tiempo”. No hay que esperar. El  tiempo de espera ha acabado. Con Jesús comienza una era nueva. Nosotros situados a su lado construiremos un mundo más humano.

“Está cerca el reino de Dios”. Jesús anuncia algo que ningún profeta se había atrevido a declarar: Dios no quiere dejarnos solos ante nuestros problemas, sufrimientos y desafíos, es más, “Ya está aquí Dios, con la fuerza creadora de su justicia, tratando de reinar entre nosotros”.

Jesús experimenta a Dios como una presencia buena y amistosa que se acerca entre nosotros para humanizar nuestra vida. Por eso toda la vida de Jesús es una llamada a la esperanza. Hay alternativa. No es verdad que la historia tenga que discurrir por los caminos de injusticia que le trazan los poderosos de la tierra. Es posible un mundo más justo y fraterno. Podemos modificar la trayectoria de la historia.

“Convertíos”. Ya no es posible vivir como si nada estuviera sucediendo. Dios pide a sus hijos colaboración. Por eso, traduzco el grito de Jesús: “¡Cambiad de manera de pensar y de actuar!”. Somos las personas las que hemos de cambiar. Dios no impone nada por la fuerza, pero está siempre atrayendo nuestras conciencias hacia una vida más humana.

“Creed en el evangelio”. ¡Tomad esta buena noticia en serio! ¡Despertad de la indiferencia! ¡Movilizad vuestras energías! ¡Creed que es posible humanizar el mundo! ¡Creed en la fuerza liberadora del Evangelio! ¡Creed que es posible la transformación! ¡Introducid en el mundo la confianza! Entonces lo oyeron unos cuantos, lo acogieron unos pocos. Ahora lo oímos nosotros.

¿Creemos en el evangelio? ¿En qué se nota? ¿Notas la llamada a tu vida de ese “¡cambia de modo de pensar y de actuar!”? O el “¡conviértete!” lo dejamos para la ceniza de cuaresma… y quizás con una miaja de curiosidad por ver cómo se recibe en este tiempo de pandemia o si nos confinan y no se puede recibir.

Y olvidamos lo fundamental, el cambio que propone el evangelio y si se nota en nuestra mirada y en nuestra mirada a la realidad, ahora, con distancia social, con máscara, con gel, y quizás con prevención,…

El creyente nota y se nota en su vida que Dios está cerca. El seguidor del nazareno confía que en esta situación Dios sigue cerca de nosotros y quiere un mundo y unas personas que construyan buenas noticias al estilo del evangelio.

Hoy, un buen día para reconocer en nuestra vida qué experimentamos nosotros de Dios y qué esperanza compartimos al salir del templo.

 

Si quieres ver la hoja de participación de la Unidad Pastoral para este domingo. PINCHA ABAJO


Attachments:
Download this file (210124 TO 3 B.ppt)hoja de participación B TO3 21[hoja de participación 210124]532 Kb