Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Lunes 17 de Diciembre del 2018

comentario B TO33 2018

fano


A este evangelio le podemos mirar tres veces: una para entender el vocabulario del que nos vamos distanciando… otra para comprender su lenguaje… es tan raro que nos puede pasar lo de aquel que cuando el sabio señaló la luna, el otro se quedó mirando el anillo de la mano que señalaba la luna. Y, tercera, constatar unos retos que sugiere para nuestra vida.

Parusía significa «presencia», que equivale a la venida definitiva o escatológica de Cristo. Escatología viene de «eskhatos», que quiere decir «último». Y las primeras cartas de Pablo y otros escritos están pendientes de la parusía o realización de la esperanza cristiana.

Este evangelio señala la luna. Es una exhortación a la esperanza más que discurso sobre la venida definitiva de Jesús. Se trata de mirar, de fijarnos en los comportamientos más que en los acontecimientos. Utiliza un lenguaje apocalíptico, pero no para asustar, sino para acentuar que la victoria de Cristo es segura a pesar de las desgracias. Y nosotros, ¿a qué miramos en este evangelio? ¿a Jesús que viene o a las estrellas que caen?

A veces algunos cristianos acentúan las catástrofes e interpretan este evangelio al pie de la letra. No se trata tanto del final del mundo natural cuanto del final de un mundo de pecado y de muerte. Debe ser bien entendida la imagen de la higuera, ya que sin muerte no hay primavera de resurrección. Lo decisivo no es que se tambalee la primera creación, sino que advenga la segunda y definitiva en toda su plenitud. Frente al final de un mundo, Jesús propone la vigilancia; frente a la venida del Hijo del Hombre, la esperanza.

Nosotros, los cristianos de Vitoria, podemos entender los retos que nos propone; los que vivimos en la parte sur de esta ciudad, ¿tenemos este talante vigilante ante la realidad social que nos envuelve?

Nosotros, los católicos de la Unidad Pastoral Santa María de Olárizu, ¿preparamos la venida de Jesucristo con esperanza?

Hoy el evangelio nos pone en movimiento y en la confianza de que Dios nos acompaña en la misión de construir el Reino.

Para ver la hoja de participación de la Unidad Pastoral Santa María de Olárizu. PINCHA AQUÍ.