Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Jueves 14 de Noviembre del 2019

comentario C TO 31 2019

fano


Siempre se han visto mendigos y vagabundos en nuestras calles y puertas de las iglesias. Ahora a la entrada de los comercios también los encontramos. Y no solo eso… estamos oyendo cómo los medios de comunicación van señalando esta realidad que se hace más compleja… y es que asistimos a un fenómeno totalmente diferente y paradójico. En una sociedad cada vez más rica están aumentando de manera notable “los nuevos pobres”, “los trabajadores pobres” que con lo cobran no llegan al salario mínimo interprofesional… y mucho menos a fin de mes.

El desarrollo tecnológico, la marcha de empresas a otros lugares, la precarización de las condiciones laborales,… va descolgando aquí y allí a quienes no tienen sitio en la nueva sociedad. Comienza entonces una nueva lucha por la vida. Hay que buscar “algo". Encontrar de nuevo sitio en esta sociedad. Muchos no lo lograrán. Al contrario, comenzarán a rodar por una trágica pendiente hacia una pobreza en la que jamás habían pensado.

Son "los nuevos pobres" con una definición vieja. En 1984 los ministros europeos decían: “Se considera pobres a los individuos, familias y grupos de personas cuyos recursos (materiales, culturales y sociales) son tan escasos que están excluidos de los modos de vida mínima aceptables en el Estado miembro en que viven”.

Y, la sociedad, nos hemos acostumbrado a ellos como a los pobres de siempre. Son una preocupación molesta para la clase política, pero apenas son tenidos en cuenta a la hora de tomar medidas socio-económicas.

Se elaboran planes de asistencia social para que puedan sobrevivir. Y todos quedamos bastante tranquilos, aunque esas vidas sigan deteriorándose, sin proyecto alguno.

En realidad, nos preocupamos de ellos, sobre todo, cuando crean problemas, perturban la seguridad ciudadana y cometen delitos. Es entonces cuando tomamos medidas para defendernos de ellos. Siempre se ha actuado así con los pobres.

Pero, ¿podemos seguir cerrando los ojos ante esta realidad? ¿No está creciendo nuestro nivel de vida precisamente a costa de estos hombres y mujeres que quedan descolgados? ¿No hemos de pensar en nuevos cauces sociales que permitan compartir de manera más justa el bienestar?

Y cada uno de nosotros, ¿no tenemos que restituir algo que no nos pertenece? La actitud del rico Zaqueo sigue siendo ejemplar: "Si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más”.

 

Si quieres ver la hoja de participación de este domingo en las eucaristías de la Unidad Pastoral Santa María de Olárizu. PINCHA ABAJO.


Attachments:
Download this file (31 Ordinario C 2019 - Hoja pueblo.pdf)hoja de participacion C TO 31 2019[hoja de participacion 191103]2028 Kb