Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Lunes 25 de Mayo del 2020

comentario navidad 200105

fano


El inicio del evangelio de Juan obliga a revisar nuestro modo de entender y de vivir la fe cristiana en este año 2020. En nuestra fe podemos ser poco fieles al Evangelio de Jesús, nos desviamos, lo recortamos, lo…

¡La Palabra de Dios se ha hecho carne! Dios no ha permanecido callado, encerrado para siempre en su misterio. Nos ha hablado. Pero no ha escrito un libro de filosofía, ni un código. Su Palabra se ha encarnado en la vida de Jesús para que la puedan entender y acoger hasta los más sencillos.

Hemos oído: “A Dios nadie lo ha visto jamás. El Hijo único, que es Dios y está en el seno del Padre, nos lo ha dado a conocer”. Desde el altar o desde el ambón decimos muchas cosas de Dios, pero ninguno de nosotros lo ha visto. Los dirigentes religiosos y los sermones hablan de él con seguridad, pero ninguno de nosotros ha visto su rostro. Solo Jesús, el Hijo único del Padre, nos ha contado cómo es Dios, cómo nos quiere y cómo busca construir un mundo más humano para todos.

Estas dos afirmaciones están en el trasfondo del proyecto de nuestra Unidad Pastoral, quizás no tanto en nuestra actuación. Por eso buscamos una Iglesia arraigada en el Evangelio de Jesús, sin enredarnos en doctrinas o costumbres no directamente ligadas al núcleo del Evangelio. Si no lo hacemos así, no será el Evangelio lo que se anuncie, sino algunos acentos doctrinales o morales que proceden de determinadas opciones ideológicas.

Es que solo en Jesús se nos ha revelado la misericordia de Dios. Por eso la frescura de anunciar la Buena Noticia de Jesús sin obsesionarnos por una multitud de doctrinas que se intentan imponer a fuerza de insistencia.

Queremos ser una Iglesia que recupere la frescura original del Evangelio como lo más bello, lo más grande, lo más atractivo, y, al mismo tiempo, lo más necesario, sin encerrar a Jesús en esquemas aburridos.

No nos podemos permitir en estos momentos vivir la fe sin impulsar en nuestras comunidades cristianas esa conversión a Jesucristo y a su Evangelio. ¡Qué buen momento para construyamos juntos el sueño de una iglesia, de una Unidad Pastoral que se hace cada día más comunidad servidora y fraterna!

¡Qué buen momento para hagamos carne, proyecto, la Palabra del evangelio!

 

Si quieres ver la hoja de participación de la Unidad para este domingo. PINCHA ABAJO


Attachments:
Download this file (200105 domingo 2 navidad A 2020 SAN IGNACIO.ppt)hoja de participacion A TN 2 200105[hoja de participacion 200105]396 Kb