Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Miércoles 22 de Mayo del 2019

Grupo Confirmación Fin de semana en Zarate

En Zarate grupo Confirmación


El Grupo de confirmación de nuestra Unidad Pastoral nos fuimos de fin de semana a Zárate. Con el lema: porque todos

somos necesarios, intentamos:

-           Relacionarnos más y mejor para ser un grupo.

-           Sentirnos parte de un grupo responsable y capaz de caminar como seguidores de Jesús.

-          Pasarlo bien y estar a gusto.

Para conseguir estos objetivos y mediante textos, reflexiones, juegos, una dinámica de relajación y algunas canciones, buscamos reafirmar valores y modos de comportarse en un grupo.

Estar en relación, soltar nudos, el respeto- la acogida- la escucha, la solidaridad, Dios y la interioridad fueron los ámbitos que trabajamos.

La velada de  la noche puso la nota de alegría, con disfraces, canciones y bailes nos convertimos en las estrellas musicales de todas las épocas.

Después de dormir muy poco, comenzamos el día de una manera bonita y poco habitual para nosotros, pusimos en práctica eso de: “camina sintiendo la tierra bajo tus pies, el viento sobre tu rostro, siendo permeable a cada rayo de vida”. Era la oración de la mañana y un saludo a Dios y al día.

El tiempo nos acompañó y no perdimos la oportunidad de dar un paseo por el monte observando los colores del otoño, pisando las hojas en el camino, escuchando el ruido del aire y disfrutando del paseo con amigos.

Era domingo y preparamos con mimo la eucaristía entre todos. Plantamos una planta y cada uno tenía algo necesario para su cuidado y crecimiento (tiesto, tierra, planta, agua, abono, sol, un palito y unas tijeras…) y lo relacionamos con nosotros y el grupo, cada uno aporta sus cualidades y eso hace que el grupo crezca y se haga fuerte.

Tuvimos oportunidad de ponernos al servicio de los demás a la hora de cocinar, fregar y limpiar.


Al acabar el fin de semana todos coincidimos en que había sido una experiencia bonita. Todos nos conocíamos un poco más y habíamos descubierto lo mejor de cada uno.

¡Mereció la pena!