Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Lunes 17 de Diciembre del 2018

Nª Sª de la Merced 2018

cartel


Celebraremos la eucaristía con la mirada puesta en Nuestra Señora de la Merced, patrona de todos los que tienen que ver con el mundo de penitenciario

El domingo 23

A las 12,30

En la parroquia de San Cristóbal

Junto con el equipo de pastoral penitenciaria de la Unidad

Nos fijamos especialmente en los jóvenes, los menores de 30 años privados de libertad que son más de una tercera parte de los más de 66.000 encarcelados que hay en España.

En la eucaristía miramos a la Virgen María, Madre de la misericordia, Madre que es merced y don, que es regalo y obsequio de libertad.

María es la Madre de la Libertad

Porque ayuda a los jóvenes a descubrir, como ella, al Dios de la vida, al que hace maravillas en cada persona que cree y se convierte al amor del Padre.

Porque creer en Dios, como María, es aceptar que Él es artífice de la verdadera libertad, el que derriba y humilla a los soberbios y potentados de este mundo y eleva a la categoría de personas y de hijos suyos a los humildes y sencillos.

Porque hace que el joven se sienta útil, capacitado, agraciado para llevar a cabo un proyecto de vida basado en la solidaridad y el amor al prójimo, en la fe en la persona capaz de hacer obras grandes por sí mismo y por los demás.

Porque se siente ilusionado por romper cadenas que le aprisionan, le empequeñecen y anulan como persona.

Porque recuperando valores perdidos o no encontrados, estará en condiciones de salir de ese mundo de la droga, la delincuencia, la violencia y la nulidad como persona.

Porque descubrirá, desde María, la grandeza de una familia que sabe de amor, de entrega y abnegación.

Porque, empezando a descubrir a Jesucristo, sentirá una fuerza en su interior, como lo sintió la Virgen María con la presencia del Espíritu Santo, que le llevará a vivir profundamente la experiencia de sentirse realmente libre y liberado.

Porque el joven se sentirá feliz y dichoso, como María, si recupera la fe y que, desde Cristo, su vida puede dar un vuelco total a vivir un futuro en libertad.

Porque de la mano de María, el joven se acercará a su Hijo Jesús, escuchará la invitación de la Madre que le dice “haz lo que Él te diga”. Descubrirá, por fin, que Jesús llega a su vida para hacerle libre de verdad, para sacarle de sus esclavitudes y miserias y para ponerlo en libertad.