Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Domingo 15 de Julio del 2018

Sobre las Ayudas sociales

Sobre ayudas sociales


¿UN FRAUDE MASIVO REAL?.   Las declaraciones y comentarios que han hecho hace algún tiempo el alcalde Sr. Maroto y,  después, el diputado general Javier de Andrés han provocado una cascada de reacciones, unas a favor y otras en contra, en tertulias informales y conversaciones de bar, no tanto en alguna prensa que ha controlado publicaciones sobre ello.

Declaraciones de estas autoridades, recogidas en prensa: “los magrebíes vienen a vivir de las ayudas y no quieren trabajar ni integrarse”. “Las prestaciones que se les hacen es “escandaloso”. “El fraude en las ayudas sociales es enorme y lo protagonizan los inmigrantes”.

 

Recojo algunos datos del colectivo Egin Ayllu, conformado por vecinos del Casco Vejo, aparecido en prensa, (Noticias de Álava, jueves, día 18 de septiembre de 2014), que  ha elaborado un informe de 32 páginas con el que pretende “deshacer los bulos y falsedades del electoralismo racista”.

El “mito” de que estas personas “prefieren vivir de las ayudas sociales que trabajar”  queda desmontado con este dato: “Únicamente un 7% de extranjeros reciben ayudas por un periodo superior a seis años, cuando entre la población autóctona el porcentaje se dispara hasta un 43%.(Datos recogidos del estudio “Acceso a la población inmigrante en la CAV a los servicios y prestaciones  sociales”).

El 60% de los perceptores de este tipo de ayudas sociales son autóctonos. El perfil corresponde a una mujer de 35 a 50 años, con hijos a su cargo y nacionalidad española.

Según LAMBIDE,(organismo de búsqueda de trabajo del Gobierno Vasco y prestadora de ayudas sociales mientras no se cobra paro y no se está trabajando) el fraude en la concesión de la RGI (700 euros de media al mes), se sitúa en solo el 1%, unos 4 millones de euros, al año.

 

Primer bulo: “Los inmigrantes viven de las ayudas sociales y encima se permiten lujos, como tener móviles, etc.”.

La tasa de paro  de los inmigrantes triplica a la de los autóctonos en Euskadi y además los que trabajan lo hacen en empleos “de baja o nula cualificación”, donde la temporalidad de los contratos es “muy frecuente”.

Según LAMBIDE, a julio de este año eran 1.550 las personas originarias del Magreb y residentes en Vitoria las que percibían la RGI, aproximadamente el 25% del total de la población magrebí, teniendo en cuenta que en enero había 6.012 personas censadas en la ciudad.

 

Segundo “bulo”: “Cualquier inmigrante llega y tiene acceso a un montón de ayudas, mientras se nos niegan a los de aquí”.

Para poder acceder a la GRI, AES, etc. (ayudas sociales) se exige estar empadronado y tener residencia efectiva en el País Vasco durante los tres años anteriores, ininterrumpidamente.

Las ayudas se conceden teniendo en cuenta las circunstancias económicas. Estas son las mismas para autóctonos y para extranjeros.

 

Fraude realmente escandaloso

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda hace dos años en las Juntas Generales de Álava dijo que el fraude fiscal superaba en Euskadi los 13.500 millones de euros anuales y que suponía dejar de recaudar en impuestos más de 2.415 millones de euros anuales. Nadie contradijo estas declaraciones ni las desmintió.

 

FRAUDE EN AYUDAS SOCIALES: 4 millones de euros al año

FRAUDE FICAL: 2.415  euros al año.

 

 

jueves 18 de septiembre de 2014)