Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Miércoles 28 de Octubre del 2020

viernes de la cruz 200403

compasion


Que sorpresa dura nos trajo al mundo el alborear de este año 2020. 

El coronavirus oscureció el ritmo de nuestro caminar, nosotros programados para el bienestar y bienvivir nos vemos apresados por pesadillas, incertidumbres, ansiedades, angustias, temores y, en algunos casos, incluso muertes.


Estamos confinados en nuestras casas sin poder comprender este cambio radical, generalizado, que nos impone este virus, fuerte en su acción expansiva y destructora de vida. Ha puesto todo patas arriba…

compasion

En este contexto la COMPASIÓN está alcanzando su máxima profundidad, nos ha hecho abrir los ojos a los hermanos más afectados y prestar toda ayuda posible. Hay muchos testigos, voluntarios y de otros ámbitos, que se han entregado con todas sus fuerzas a sanar y liberar vidas.

Este año la fiesta de la Compasión el viernes anterior al domingo de Ramos reproduce el escenario de la pasión de Jesús con tantos crucificados por el virus, nosotras, la comunidad de hermanas de Nuestra Señora de la Compasión que vivimos en este barrio de Adurza  sentimos no poder celebrar nuestra Fiesta de Congregación, juntamente con la Unidad Pastoral.

Que nos quiere transmitir esta situación desbordante.


El Dios que se va revelando, des-velando a nuestro Fundador a lo largo de toda su vida es el Dios de Misericordia, estremecido ante el sufrimiento de los hombres,

Su vida de “ojos abiertos”, de “mirada contemplativa” a toda la realidad, lo va sensibilizando al dolor, al sufrimiento de todo tipo: “La miseria abunda más que nunca en esta ciudad y hay que moverse en todos los sentidos para proveer de trabajo, de alimentos, etc. a los necesitados,

Su experiencia interior, creyente, lo impulsa desde lo hondo: “Jesús en cruz y María al pie de la cruz”:

compasion

De esta doble experiencia de un hombre “con los pies en la tierra”, pisando realidad, acogiendo realidad, sufriendo y con-sufriendo realidad y con el corazón latiendo al ritmo del Corazón Compasivo de Dios, hecho visible hasta el extremo en Jesús en Cruz y en su Madre a sus pies; nace esta congregación de Compasión y llega hasta nosotros hoy.

HOY, AHORA, AQUÍ Y ASI COMO SOMOS Y ESTAMOS, somos receptores de este don y, a la vez, estamos llamados a SER COMPASION, y para ello ha hacer camino de compasión hacia adentro y hacia afuera, junto a otros y otras, “revolucionando” la realidad desde la Compasión, único camino que nos hace humanos y hermanos, sin distinción de razas, credos, ideología.

Ante esta situación, en la que nos encontramos nos unimos a tod@s y os acompañamos con la oración. Esperamos que esto pasará pronto; mientras tanto nos acompañamos unas a otros en aquello que está en nuestras manos y podemos.

Junt@s lo conseguiremos. El Señor nos acompaña. Un abrazo

Hnas. de Ntra. Sra. de la Compasión.



Sí, hay miedo.

Sí, hay aislamiento.

Sí, hay enfermedad.

Sí, incluso hay muerte.


Pero, dicen que en Wuhan

después de tanto ruido,

de tanta mascarilla,

tanto control,

tanto termómetro,...

puedes escuchar a los pájaros de nuevo.


Dicen que después

de unas pocas semanas de silencio

el cielo ya no está lleno de humos.

sino que es azul y gris y claro.


Dicen que,la gente está cantando

manteniendo sus ventanas abiertas

para que los que estén solos

puedan escuchar los sonidos

de las familias a su alrededor.


En todo el mundo la gente

está desacelerando y reflexionando.

En todo el mundo, las personas

miran a sus vecinos de una manera nueva.

En todo el mundo la gente

se está despertando a una nueva realidad.


A lo grandes que realmente somos.

A lo que realmente importa.

A Amar.


Sé consciente de las elecciones

que haces sobre cómo vivir ahora.

Hoy, respira.

Hoy, si eres creyente,

ora a la fuente de la compasión.

Hoy, si eres cristiano,

habla con el Padre del crucificado.

Hoy, en tus rezos,

acordándote de Jesucristo

que desgrana el viacrucis y muere en la cruz,

ten presentes

a los fallecidos por el cronavirus y a sus familiares.


En otros lugares van a tener otro recuerdo cariñoso. Desde Dos hermanas, donde las religiosas educan en un colegio, nos han llegado la información que el párroco celebrará mañana la eucaristía con esta intención.

compasion


También ha llegado referencia de cómo acceder a ver esa celebración

compasion