Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Lunes 12 de Abril del 2021

comentario B TC 2 210228

fano


El relato de la “transfiguración de Jesús” fue popular entre sus seguidores. No es un episodio más. La escena, recreada con diversos recursos de carácter simbólico, es grandiosa.

Los tres discípulos que acompañan a Jesús hasta la cumbre de la montaña quedan sobrecogidos. No saben qué pensar de todo aquello. El misterio que envuelve a Jesús es demasiado grande. Marcos dice que estaban asustados.

La escena culmina de forma extraña: “Se formó una nube que los cubrió y salió de la nube una voz: "Este es mi Hijo amado; escuchadlo".

Y aquí se entiende la pregunta que nos hace la comisión litúrgica de la Unidad Pastoral: ¿me implico o me desentiendo? - ni, parte hartzaile ala entzungor?

El movimiento de Jesús nace de la escucha de su llamada. Su Palabra, recogida más tarde en cuatro pequeños escritos, fue engendrando nuevos seguidores. La Iglesia vive escuchando su Evangelio.

Este mensaje de Jesús encuentra obstáculos para llegar hasta los hombres y mujeres de nuestro tiempo. En la calle, en el trabajo, en la familia ya no oyen hablar de Jesús si no es de forma casual o distraída.

Tampoco quienes se acercan a las comunidades cristianas aprecian fácilmente la Palabra de Jesús. Es difícil captar la importancia decisiva de su mensaje perdido entre prácticas, costumbres y doctrinas. La fuerza liberadora de su Evangelio queda no pocas veces bloqueada por lenguajes y comentarios ajenos a su espíritu.

Sin embargo, lo decisivo que puede ofrecer la Iglesia a la sociedad es la Buena Noticia proclamada por Jesús y su proyecto del reino de Dios. Hemos de tener cuidado para no ser nosotros mismos cadenas que retienen la fuerza de su Palabra.

Hemos de hacer que corra limpia, viva y abundante por nuestras comunidades. Que llegue hasta los hogares, que la puedan conocer quienes buscan un sentido nuevo a sus vidas, que la puedan escuchar quienes viven sin esperanza.

En nuestra Unidad, hemos ofrecido el “evangelio de cada día”, es una forma de aproximar la voz de Jesús a nuestros hogares, y hemos de aprender a leer juntos el Evangelio y mejorar esa lectura. Familiarizarnos con los relatos evangélicos. Ponernos en contacto directo e inmediato con la Buena Noticia de Jesús. En esto hemos de gastar las energías.

Sospecho que no es el motivo fundamental pero, con la pandemia, aumentan los creyentes que se ausentan de las celebraciones y al tiempo aumenta la cantidad de personas que no oyen la Palabra de Jesús, no les llega al corazón, no mueve su reflexión y su acción. A nosotros, reunidos en comunidad el domingo, nos toca  descubrirnos junto a los tres acompañantes del monte y no solo oír, escuchar las palabras de la nube “Éste es mi hijo amado, escuchadlo!”

Y vivir con la alegría de construir lo que Dios quiere.


Si quieres ver la hoja de participación de la Unidad pastoral Santa María de Olárizu para este domingo segundo de cuaresma. PINCHA ABAJO.


Attachments:
Download this file (2 Cuaresma B 2021.pdf)hoja de participación B TC1 21[hoja de participación 210228]1949 Kb