Unidad pastoral Santa María de Olárizu / Olarizuko Andre Maria Pastoral Barrutia

Domingo 26 de Mayo del 2024

comentario B Tp7 240512

fano


¿Qué tarea confía Jesús a sus seguidores? Según Mateo han de “hacer discípulos” que vivan como él les ha enseñado. Según Lucas, han de ser “testigos”, de lo que han vivido junto a él. Marcos afirma que han de “proclamar el Evangelio a toda la creación”.

Quienes se acercan hoy a una comunidad cristiana no se encuentran directamente con el Evangelio. Nos ven y perciben el funcionamiento de una religión envejecida y desvitalizada en tantos sentidos. Difícil identificar en esa experiencia la Buena Noticia proveniente de la actuación de Jesús.

Y, entre nosotros, muchos no abrimos directamente el Evangelio. Lo que saben/sabemos de Jesús y su mensaje es un conjunto inconexo, parcial y fragmentario, recordando lo que han escuchado a catequistas y predicadores. Viven su religión privados del contacto personal con el Evangelio.

El Concilio Vaticano II lo dijo y se cumple el refrán “del dicho al hecho va un trecho: “El Evangelio es, en todos los tiempos, el principio de toda su vida para la Iglesia”. Porque para realizar la tarea que propone Jesús a los suyos, y nosotros somos de los suyos, lo primero es acoger el Evangelio de Jesús y que la palabra de Dios hecha vida configure la comunidad cristiana. Así regeneraremos el tejido de nuestras comunidades con la fuerza del Evangelio. Solo la experiencia directa e inmediata del Evangelio puede revitalizar la Iglesia.

Dentro de unos años, cuando los huecos sean más grandes en los templos, cuando los curas seamos más viejos y menos en número, cuando traigan menos curas de fuera… veremos que nada es más importante para los cristianos que reunirnos a leer, escuchar y compartir juntos los relatos evangélicos.

Si lo hacemos bien, los relatos evangélicos enseñan a vivir la fe no por obligación, sino por atracción. Hacen vivir la vida cristiana no como deber, sino como irradiación y contagio. Es posible introducir en las parroquias una dinámica nueva. Reunidos en pequeños grupos, en contacto con el Evangelio, iremos recuperando nuestra verdadera identidad de seguidores de Jesús.

Si lo hacemos bien, escuchar juntos el Evangelio de Jesús no será una actividad más entre otras, sino la matriz desde la que comenzará la regeneración de la fe cristiana en las pequeñas comunidades dispersas en medio de una sociedad secularizada.

Creo que hay mucha razón en que el principio y motor de la renovación de la Iglesia hemos de encontrarlo en “volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio”.

 

Si quieres ver la hoja de participación de una de las parroquias de la Unidad Pastoral Santa María de Olárizu para este domingo de la Ascensión. PINCHA ABAJO


Attachments:
Download this file (240512 Ascension B Hoja.pdf)hoja B tp7 24[hoja 240512]658 Kb